2.3.17

REVIEW: A SERIE OF UNFORTUNATE EVENTS - NETFLIX.


Nombre: Una serie de catastróficas desdichas.
Nombre Original: A Series of Unfortunate Events.
Red: Netflix
Año: 2017

Sinopsis: La serie de Netflix sigue la historia de los hermanos Baudelaire cuyos padres han fallecido en un trágico accidente y Violet, Klaus y Sunny quedan bajo la custodia de un tío lejano, el Conde Olaf. Lo único que quiere este malvado hombre es la herencia Baudelaire y los tres niños que tiene a su cargo es lo único que se interpone entre él y el dinero familiar. Los tres pequeños tienen que adelantarse a las argucias de Olaf para desbaratar sus planes y descubrir si el incendio que mató a sus padres fue un accidente o un asesinato.

¡Buenas! Vengo con una review de una serie que me ha gustado mucho y que recomiendo totalmente. Quizás algunos habréis visto la película, yo la vi después de la serie y no hay mucho cambio, únicamente el casting y las escenas algo cambiadas de lugar. Es Una serie de catastróficas desdichas, hecha por netflix, que está a tope con las series.



Para empezar nos encontramos con los niños Baudelaire, Klaus, Violet y Sunny, los tres son curiosos a su manera. Klaus es un chico al que le gusta aprender leyendo, Violet es una manitas natural, inventa cualquier tipo de cosas y Sunny es un bebé que tiene unos dientes tan duros que sirven para tallar casi cualquier material existente. Se les presenta la noticia del fallecimiento de sus padres, tras la misma ellos quedan devastados, como es normal y por este motivo quedan a cargo del Conde Olaf, quien solo se interesa por la enorme fortuna de la familia. 


Yo no conocía que había una película ni que existían libros sobre la serie hasta una vez acabada. Así que no la fui comparando con nada anterior. La serie la conduce Lemony Snicket, siendo el narrador. Es el único personaje que rompe la famosa cuarta pared y nos habla directamente a nosotros, contándonos los hechos que han sucedido y adelantándonos los futuros. Yo no sé si esto es así en el libro pero me ha encantado que siempre que intervenía, (lo cual me parece un fantástico recurso para hacer las elipsis de tiempo de días o semanas) te advertía de que todo iba a empeorar y siempre en su línea de hombre depresivo al que han abandonado. Siempre escuchaba decir que dejara de ver la serie, y estos "ganchos" son los que hacen que sigas viéndola. Me ha parecido interesante esto porque utiliza la psicología inversa para que sigas en la historia.

La serie está divididas por bloques, repartidos de dos capítulo en dos. He leído por ahí que esos dos capítulos, es decir, cada bloque, corresponden a un libro diferente. También me ha gustado esta manera de dividir la serie. El primero cuenta el principio, lo que he contado al empezar la reseña. Luego van cambiando los libros y aunque los niños pasan por diferentes tutores, el Conde Olaf NO DEJA DE ESTAR PRESENTE. Está fastidiando hasta en el último momento y llega un momento en el que me daban ganas de mandarlo por ahí porque los niños estaban sufriendo por él.

Lo que sobretodo me fascinaba era la facilidad con la que era capaz de meterme en la historia, la empatía que tenía con los niños y queriendo ayudarlos con todas mis fuerzas. El nombre no es un simple nombre que le han decidido poner, es que realmente es una desgracia detrás de otra lo que se encuentran los tres niños Baudelaire. 


Las actuaciones son magníficas a mi parecer. Claro que también el papel de Conde Olaf le pega más a Jim Carrie (película) que a Neil Patrick Harris (serie). Sin embargo los niños me gustan más en la serie, incluso cómo los presentan. Yo no sé si será más acertado en la película con respecto a los libros, pero os hablo desde la ignorancia de los libros, (los cuales ya me he descargado para leer). Y técnicamente, ¿qué puedo decir? Los planos no son para nada estáticos y la ruptura de la cuarta pared normalmente no me suele gustar pero viendo la justificación que tiene, para pasar de historia a historia, para hacer las elipsis de tiempo... Creo que es un recurso perfecto y que otro no podría haber quedado mejor. También las intervenciones de Lemony no me han cortado en ningún momento el ritmo de la historia, sino que seguía llevando el hilo conductor sin que haya un parón que me hiciera perder el interés.


Son ocho capítulos de 40 minutos (por ahora solo tiene una temporada, espero que sigan haciéndola) muy amenos, se te pasa volado el tiempo y la serie es rapidísima de ver, en cualquier rato libre que se tenga. 

Bueno, que me voy por las ramas: Una serie de catastróficas desdichas, como serie, me ha gustado muchísimo, tanto que si la segunda temporada sigue igual de buena podría ser de mis favoritas. La historia llena de desgracias de los niños Baudelaire es, sin duda, envolvente y en ningún momento te hace sentir mal porque aprendes a ver la esperanza que los niños ven y anhelan. Es una serie que por ahí he leído que dicen que es infantil, y quizás por eso es que te devuelve un poco el aire de la niñez y se hace tan querida.


1 comment:

  1. Estoy pensando en darle una oportunidad a los libros, porque tengo muchas ganas de ver esta serie, así que no sabes lo que me alegra saber que vale tanto la pena verla *-* A ver si puedo leer los libros antes, si no seguramente termine viendo la serie, que la curiosidad siempre termina ganando xD Además, que tenga un toque infantil me encanta, así que no se hable más ;)
    ¡Besos!

    ReplyDelete

Lo que le da energía a un blog son vuestras opiniones y aportaciones, así el blog permanece activo y cuidado, así que si planeáis dejar un comentario con lo anteriormente dicho, el blog estará muy agradecido, el blog tendrá algo con lo que alimentarse.
No me importa el spam siempre y cuando esté en una medida prudente y que no moleste pero si necesitas hacerlo o comunicarme algo sobre el blog, nominaciones a premios o consultas, arriba en las pestañas hay una sección donde puedes hacerlo. ("Comunicados")
Gracias por visitar.